Bidones metálicos: una forma eficiente de gestionar tus residuos

Bidones metálicos: una forma eficiente de gestionar tus residuos

Hoy en día, a cualquier empresa que le importe el Medio Ambiente y el ahorro de costes, debe asumir una estrategia de gestión de residuos eficiente y responsable. Uno de los avances más considerables en este tipo de procesos, es la recuperación de bidones metálicos. Según un estudio realizado por la empresa Ecobidon, se ha confirmado que las emisiones de Co2 se reducen si se reciclaban éstos en lugar de utilizar bidones nuevos.

Recicla tus envases industriales

Una eficiente labor de gestión de residuos es una estrategia que toda compañía debe valorar seriamente. La recuperación de envases para su posterior utilización, tiene un gran impacto a nivel ambiental y económico. Se reduce la contaminación por la emisión de gases invernadero y se ahorra energía y materias primas. En definitiva, no solo se consigue ser una empresa responsable con el entorno, sino que también acaba redundando en una reducción considerable de gastos.

bidones-de-plasticos-de-1000-litros

Ecobidon es una empresa que proporciona soluciones en materia de envases industriales, y en especial, recomienda la reutilización de bidones metálicos. Además de retirarlos siguiendo la legislación vigente, proporciona un profesional servicio de reciclaje. Todos los recipientes pasan estrictos controles de calidad, desde la inertización, el lavado, el conformado mecánico y el proceso de pintado.

Los bidones metálicos son una solución extraordinaria desde el punto de vista económico y ecológico. Al usar material reciclado, se reduce el impacto dañino al Medio Ambiente y las consecuentes, repercusiones económicas.

Y no solo se trata de un envase perfecto para reciclar y deshacerte de todo tipo de residuos. Según unos estudios recientes, se ha revelado que el almacenamiento en bidones metálicos es el proceso más seguro para el medio ambiente. Esto lo han corroborado unos científicos rusos que estaban desarrollando un sistema de tratamiento de residuos radiactivos. Uno de los problemas de la energía nuclear es la necesidad de almacenar residuos que son muy peligrosos para cualquier organismo vivo y que pueden pervivir durante miles de años.

Los científicos han llegado a la conclusión de que la vitrificación y el posterior almacenamiento en bidones metálicos es el método más seguro.  Los rusos han desarrollado una técnica para transformar residuos líquidos en sales, aplicando calor hasta que se llega a los 1.800 grados Celsius. Así todo residuo radioactivo se convierte en vidrio, reduciendo su volumen y siendo almacenado fácilmente en bidones metálicos.  Si lo piensas detenidamente, si este tipo de envases son capaces de guardar con total seguridad residuos radiactivos, ¿qué no podrá tener almacenado?

La realidad es como empresa debes asumir la gestión de tus residuos, sean o no peligrosos. Y está en tu mano, ponerte en contacto con profesionales preocupados por el impacto medio ambiental como Ecobidon que te darán la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Share