bidones metálicos
18 Mar 2015

El problema de los bidones y envases en las empresas

Las dificultades de las empresas para su almacenaje

Los bidones metálicos y envases industriales, hoy en día representan para las empresas un problema de almacenamiento y manejabilidad, bien sea por su volumen que varía entre bidones de 200 Litros hasta IBC o GRG de 1000 Litros.

Además muchos bidones contienen residuos tóxicos, tales como aceite pintura o productos químicos, por lo que su recogida puede resultar muy costosa.

Ecobidon dispone de Autorización Ambiental Integrada nº 388/AAI/CV. Aconsejamos a empresas que utilicen IBC/ GRG, bidones metálicos o bidones de plástico  a realizar un correcto almacenamiento de estos envases. Para conseguir que los envases industriales se puedan recuperar como envases se deben seguir unas pautas muy sencillas.

almacenamiento GRG IBC

Almacenamiento de bidones metálicos o plástico usados en la empresa

El bidón debe ser almacenado bien tapado con sus tapones o tapas originales, independientemente de que sean bidones metálicos de dos tapones o con tapa, intentando siempre no dejarlos a la intemperie y escurridos lo máximo posible teniendo en cuenta que los productos antes contenidos pueden tener tendencia a espesarse o a solidificarse con el tiempo.

Dependiendo del tipo de envases industriales, pueden almacenarse de una u otra manera:

Los bidones metálicos de 200 litros es conveniente apilarlos en posición horizontal, en forma piramidal evitando la posible entrada de agua de lluvia o impurezas del ambiente.

Los GRG / IBC de 600, 800 o 1000 litros es conveniente apilarlos uno encima del otro, hasta cuatro de altura. Procurando siempre que las etiquetas estén visibles y por supuesto no retirar  las etiquetas de los productos antes contenidos, ni tacharlas, no golpear los envases, ni agujerearlos  y no realizar mezclas de productos en su interior.

La gestión correcta y retirada periódica de IBCs, GRGs, bidones metálicos y bidones de plástico,  permite a las empresas disminuir las emisiones de CO2 y hasta un 80% de los costes de almacenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *